¡Me alegra que este visitando

esta parte de nuestro sitio!

Quizás era la curiosidad mera que le trajo aquí o algún deseo realmente genuino de conocer a Dios quien le creo y le ama.

Considere por favor las palabras que se han escrito. Soy solamente un mensajero. Este es el mensaje maravilloso del Dios que usted está considerando conocer mas profundo.

Espero que en estos momentos próximos vea estas verdades que le pueden cambiar la vida por la eternidad.

Realice que Usted es un pecador

No importa que tan buena sea la vida que intentamos vivir, todavía nos quedamos muy cortos de ser una persona buena. Esto es porque todos pecamos.

Todos faltamos al deseo de Dios de ser santos. La Biblia dice, "Como está escrito: No hay justo, ni aun uno" (Romanos 3:10). Esto es porque no podemos ser quienes debemos ser sin Jesucristo.

Jesús murió en la cruz por Usted

La Biblia nos dice, "Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros." (Romanos 5:8).

Ésta son las buenas noticias, Dios nos ama tanto que El envió a su único hijo para morir en nuestro lugar cuando menos lo merecíamos.

Arrepientase de su pecado

La Biblia nos dice, "Así que, arrepentíos y convertíos..." (Hechos 3:19).

La palabra arrepentir, significa cambiar nuestra dirección en la vida. En vez de correr lejos de Dios, podemos correr hacia El.

Reciba a Jesucristo en su vida

Ser un cristiano no es simplemente creer de un cierto credo ni ir a la iglesia el Domingo. Es tener a Cristo mismo dentro de su vida y corazón. Jesús dijo, "He aquí, Yo estoy a la puerta (de tu vida) y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. (Apocalipsis 3:20).

Si usted quiere tener una relación con Cristo, simplemente recite esta oración en voz alta y crealo con todo su corazón.

Señor Jesús, sé que soy un pecador. Creo que Tu moriste por mis pecados. Ahora, le doy la espalda a mis pecados y te abro la puerta de mi corazón y de mi vida. Te confieso como mi Señor y Salvador personal. Gracias por salvarme. Amen.

¡Si usted hizo esta oración y lo cree con todo el corazón, Jesucristo ahora ha tomado residencia en su corazón! Su decisión para seguir a Jesucristo significa que Dios le ha perdonado y usted pasará la eternidad en el cielo. La Biblia nos dice que, " Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad." (1 Juan 1:9).

Para poner su fe en acción, este seguro de pasar tiempo con Dios leyendo la Biblia, orando, yendo a la iglesia, y hablandoles a otros sobre Cristo.

Top